Cerrar

Jamones ibéricos Montaraz

Montaraz marca la diferencia en el sector de los ibéricos con sus secaderos naturales en Salamanca y Badajoz

Dos tipos de curado, misma calidad

Con 133 años de historia, Montaraz persigue la excelencia en sus jamones ibéricos gracias a sus secaderos y bodegas naturales ubicados en Salamanca y Olivenza (Badajoz). Mientras que Montaraz Único se beneficia del clima amable salmantino para ofrecer productos más finos, dulces y aterciopelados, Montaraz Don Ramón presenta un sabor vibrante y potente, fruto de las temperaturas más altas del clima pacense.

El factor común es el cerdo ibérico criado en la dehesa extremeña, en las mejores condiciones de bienestar, con al menos dos hectáreas de terreno disponibles para cada animal, donde se alimenta entre robles, olivos, encinas, jaras, romero, tomillo y otras hierbas silvestres.

Tras cinco generaciones, la familia Martín continúa elaborando sus ibéricos al modo tradicional: 100% naturales, libres de aditivos, nitratos y conservantes, con la sal marina y el tiempo como únicos ingredientes añadidos. Montaraz cuenta con secaderos y bodegas naturales, estrictamente controlados por maestros jamoneros, quienes se encargan de que cada pieza se toma el tiempo necesario para llegar al punto justo de curación.

La mitad de los jamones y paletas se curan durante meses en Salamanca y la otra mitad envejece en Olivenza. Esta dualidad en el proceso de afinado es una rareza en el sector, que supone uno de los elementos diferenciadores de la marca presente en cuarenta países y en los establecimientos más exclusivos del mundo.

Descubre más novedades de los expositores de Alimentaria

ASOCIACIÓN FROZEN ESPAÑA
Más información
Sanmy
Más información
Royal Bliss
Más información
Inedit Rosé de Damm
Más información
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print